Tener una propia sala de cine en casa, es el sueño de muchas personas que quieren disfrutar de películas, deportes o videojuegos cómodamente junto a familia y amigos.

Lo ideal es dedicar un espacio o sala independiente para instalar el Home Theatre y, aunque hoy día existen televisores de última tecnología y gran tamaño, nada es comparable a un proyector y una pantalla para disfrutar de una experiencia más auténtica e intensa.

Cuando pienses en el diseño de la sala, es aconsejable que los elementos queden lo más ocultos posibles y que la iluminación sea la adecuada para estar cómodos sin molestar la visión. Un buen equipo de sonido surround logrará completar ese ambiente que todos esperan. Y para disfrutar al máximo, busca las butacas más cómodas y un sistema automático para controlarlo todo a distancia, por ejemplo, desde tu propio móvil.