La domótica eclosionara con sistemas inalámbricos, bidireccionales, totalmente afines con las redes IP, y que gocen de una topología de red en rejilla (MESH). Son muchos los que al abrigo del último acrónimo, propiciado por el marketing, le van a hablar del IoT (Internet de las Cosas), es una forma más de acercar lo que la tecnología permite hoy mismo, el que los sistemas, dispositivos de toda índole, electrodomésticos, wearables, sensores, etc empiecen a colonizar Internet como medio de transferir información, compartirla y hacer uso de ella en función de nuestras necesidades.

Hoy en día tenemos opciones muy calificadas para permitir la domotización de viviendas de forma inalámbrica, ya sea con Z-Wave, con Zigbee, DeltaDore, algunas de estas líneas de productos nos permiten acometer proyectos, económicamente, de una forma ordenada, ya que podemos partir de un pequeño controlador y algunos detectores y actuadores, y después seguir creciendo, de esta forma evitamos inversiones grandes de inicio.